914 511 533
Llámenos y le informaremos de nuestros servicios

Asesoría Empresas - Ciudad Lineal Madrid

Asesor Informa - actualidad de Julio

06 Jul 2015

Consulte Noticias y Actualidad Legal en su Asesor Informa del mes de Julio. 

ÍNDICE

Actualidad Legal

Reduzca su consumo eléctrico 

Recuerde

Fechas para recordar en julio

¿Las vacaciones se pueden pagar?

¿Tengo ingresos inferiores al SMI, me tengo que dar de alta en autónomos? 

Alquiler del socio / administrador a la sociedad 

1 de Julio de 2015

REDUZCA SU CONSUMO ELÉCTRICO
 
 
A partir de 2015 podrá solicitar a su compañía eléctrica una reducción del 85% en la base imponible del Impuesto sobre la Electricidad que se repercute en sus facturas y que es directamente proporcional al consumo realizado; por ello tenga en cuenta que ya que este impuesto es el 5,1127% del consumo eléctrico, la factura podría reducirse hasta en un 4,14%.
 
Podrán tener derecho a esta reducción, quienes realicen las siguientes actividades:
  • Actividades industriales cuya electricidad consumida represente más del 50 por ciento del coste de fabricación de un producto.
  • Actividades industriales cuyo consumo de electricidad represente al menos el 5% por ciento de su cifra de negocios anual más la variación de existencias (de productos en curso y productos terminados).
  • Reducción química y procesos electrolíticos.
  • Procesos mineralógicos.
  • Procesos metalúrgicos
  • Riegos agrícolas.
Para disfrutar de esta reducción el este impuesto, habrá que solicitar la inscripción en el registro territorial de Oficina Gestora de Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria correspondiente al lugar donde radique su establecimiento, o en el Departamento de Impuestos Especiales de la Diputación Foral competente caso de que su establecimiento se encuentre ubicado en País Vasco o en el Gobierno de Navarra Hacienda Estatal o Diputaciones Forales. Posteriormente Hacienda le facilitará un Código de Identificación de la Electricidad (CIE) que deberá presentar ante su compañía eléctrica. 
 

FECHAS PARA RECORDAR EN JULIO

En este mes de julio deberá tener en cuenta las siguientes obligaciones legales (tanto fiscales como mercantiles) con los siguientes plazos de presentación:

  • Hasta el 20 de julio de 2015: Declaraciones trimestrales y mensuales, de IVA (modelo 303), de retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo (modelo 111), de arrendamiento de bienes inmuebles (modelo 115) y de rendimientos de capital mobiliario (modelo 123).
  • Hasta el 27 de julio de 2015: Declaración anual del Impuesto sobre Sociedades (modelo 200), si la sociedad tiene un ejercicio social igual al año natural. En caso contrario, esta declaración se presentaría en los 25 días naturales siguientes a los seis meses posteriores al fin del periodo impositivo.
  • Hasta el 30 de julio de 2015: Fecha límite para el depósito de Cuentas Anuales del ejercicio 2014, si es que la sociedad tiene un ejercicio social igual al año natural. En caso contrario, este depósito se presentaría en los 30 días naturales siguientes a la celebración de la Junta General de aprobación de las dichas Cuentas, que a su vez debe celebrarse dentro de los seis meses posteriores al fin del periodo impositivo.

No obstante, tenga en cuenta que siempre podrá domiciliar el pago de sus declaraciones tributarias. En estos casos los plazos para poder domiciliar las declaraciones disminuyen, pasando a ser el día 15 de julio para las declaraciones trimestrales y mensuales; y el 20 de julio, para la declaración del impuesto sobre Sociedades.

Y además, RECUERDE que puede señalar en su buzón telemático (Dirección Electrónica Habilitada) los 30 días de cortesía en los que Hacienda no podrá poner a su disposición notificaciones. Este punto se hace especialmente interesante cara a las vacaciones del personal que controla y revisa dicho buzón telemático.

 

¿LAS VACACIONES SE PUEDEN PAGAR?

La norma general es que el período anual de vacaciones no es sustituible por compensación económica. Es decir, con carácter general, el Estatuto de los Trabajadores impide que las vacaciones no se disfruten, y no que se trabajen y se paguen.

No se puede renunciar a ellas y cobrar ese mes doble. Solamente se pagan si se causa baja en la empresa y se tiene días pendientes de disfrutar. Entonces sí que se cobrará los días pendientes de vacaciones en el finiquito. La cantidad que resultase estaría sujeta a cotización a la Seguridad Social y se incluiría en la base de cotización para desempleo.

RECUERDE: El artículo 38.1 del Estatuto de los Trabajadores dice claramente que “el período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.”

 

¿TENGO INGRESOS INFERIORES AL SMI, ME TENGO QUE DAR DE ALTA EN AUTÓNOMOS? 

Se ha extendido la creencia errónea de que existe un límite legal que puede percibirse sin necesidad de declarar o darse de alta en la Seguridad Social o la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). Tal y como dicta la normativa siempre que se realice una actividad empresarial o profesional por cuenta propia es obligatorio estar incluido en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Ahora bien, es habitual considerar, tras distintas sentencias judiciales, que cuando se generen unos ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el año natural, no es necesario proceder al alta como autónomo.

RECUERDE que la legislación de la Seguridad Social establece como norma que se está obligado a dar de alta en autónomos si se realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo y aunque utilices el servicio remunerado de otras personas, seas o no titular de empresa individual o familiar.

Es la interpretación del concepto de habitualidad en el ejercicio de la actividad lo que puede llegar a incluir o no en el régimen del RETA. La discusión e interpretación de dicha normativa, por su falta de especificación, genera diversas controversias y ha dado pie a distantes sentencias judiciales. Si se trata de una actividad que no es habitual, (trabajos eventuales), la jurisprudencia se ha decantado por la no necesidad de darse de alta. El principal aspecto que la jurisprudencia ha tenido en cuenta para valorar la obligatoriedad del alta, ha sido el nivel de ingresos en comparación con el SMI. Al no alcanzar el sueldo mínimo en el año natural, las sentencias se han mostrado favorables a la no obligación de darse de alta en el RETA. Pero debe tenerse en cuenta que alegar esto implica un procedimiento judicial, con un coste importante, y ciertos riesgos pese a las sentencias favorables previas, ya que la ley sigue sin aludir a ninguna cantidad mínima y exige la obligatoriedad del alta. 
 
 ALQUILER DE LOCAL DEL SOCIO ó ADMINISTRADOR A LA SOCIEDAD    

Ante la posibilidad de que la empresa alquile un local que es propiedad de su administrador o de su socio mayoritario, deben adoptarse una serie de medidas, pues esa operación es una transacción interna que puede implicar conflictos de intereses entre el particular y la sociedad.

Al administrador le está vetado efectuar operaciones de las que resulte ventaja para él, por lo que esa operación de alquiler debe estar autorizada previamente por la Junta de socios. De este modo, el administrador debe convocar la Junta -salvo que se celebre como universal, es decir, con la concurrencia del 100% del capital social- en la que se adopten los acuerdos de dispensar al administrador de esa prohibición, para que pueda llevar a cabo la transacción con la sociedad, y por otro lado, de aprobar las condiciones de esa operación (precio, duración, garantías, etc,…). Incluso en el acta de la junta puede anexarse un borrador del contrato, con lo que las condiciones quedarán claras y fijas.

Como además lo más normal es que sea el mismo administrador el que firme el contrato, tanto en nombre propio como de la sociedad -salvo que haya apoderados con facultades para ello-, la operación es una “autocontratación”. Esta incidencia también debe ser aprobada por la sociedad, en Junta de socios.

Pero además, este contrato es una “operación vinculada”, esto es, a efectos fiscales, al celebrarse entre la sociedad y el administrador o un socio con más del 25%, deba hacerse en condiciones de mercado, lo que es tanto como decir que deban aplicarse las mismas condiciones que entre personas independientes en iguales circunstancias.

Un criterio para ajustarse a mercado es comparar similares operaciones en esa zona para ese tipo de locales, con documentación que acredite el resultado del estudio comparativo.

RECUERDE, ciertas operaciones entre la sociedad y su administrador, como el alquiler de un local propiedad de éste a favor de la empresa, necesitan autorización de la junta de socios, al constituir transacciones que pueden originar conflictos de intereses. Además, al ser una operación vinculada, ha de hacerse en condiciones de mercado.